06/12/2016

Un caso controversial

A- A A+
Un caso controversial

El caso del holandés Mark Langedijk, que solicitó la eutanasia a causa de su alcoholismo y depresión, ha generado controversia ya que en su país esta práctica solo se aplica a personas con enfermedades incurables.Este hombre obtuvo la autorización solo con el argumento de que consideraba su vida como algo insoportable.  El holandés, que tenía 41 años y era padre de dos hijos, hizo una petición a la institución de Apoyo y Consultas para la Eutanasia en Holanda y esta fue aprobada por un médico. Mark decidió que el 14 de julio sería "un bonito día para morir" y ese día, en la casa de sus padres y rodeado de sus familiares, su médico le colocó la inyección letal. Esta situación desató la controversia y muchos objetaron esta decisión diciendo que en lugar de ofrecerle el suicidio, a Mark se le debió ofrecer la posibilidad de un tratamiento y apoyo para la depresión y la ansiedad. El hermano de Mark, Marcel Langedijk escribió un artículo sobre la decisión de su hermano de suicidarse en un artículo publicado en la revista holandesa Linda. En el indicó que Mark tuvo una "infancia feliz" y que sus padres lo amaban, pero hace ocho años se volvió alcohólico y durante ese tiempo estuvo en rehabilitación 21 veces. También señaló que sus padres tenían la esperanza de que se recuperara, pero Mark optó por acabar con su vida. Lee la nota completa ingresando a este link: http://bit.ly/2gzte5W